A la cama

Cada mochuelo a su olivo (o al que más le guste)

La máxima “haz lo que te dé la gana” ha guiado mis pasos desde que tengo uso de razón, y cobró todavía más importancia en el momento que parí (o incluso unos meses antes). Puede que fuera por eso que, en el primer momento, recibí con cierto escepticismo uno de los últimos envíos de my little book box: […]

5

Oda a las cunas de viaje

Una cuna lustrosa, un flamante desinfectabiberones, un emocionante taca-taca o un ciento de preciosos vestiditos. Yo, como buena embarazada y madre primeriza, tuve durante un año (el que duró mi embarazo y mi par de meses de posparto) unas prioridades totalmente diferentes, por no decir opuestas, a las que tengo ahora, y todas las marcas de […]

1

El kit antimocos y una moraleja

Hay dos cosas que me perseguirán el resto de mi vida: una es la miopía, que me aumentó 1.50 dioptrías en cada ojo después del embarazo, y ya estoy empezando a asumir que cada mes tendré un poco más y no podré operarme hasta dentro de mil años, cuando cada cristal de mis gafas parezca […]

0

El miedo (otra vez) y la terapia del colecho

Una vez más, era verdad lo que decían. De repente, todo cambió y la vida se centró sola y exclusivamente en cuidar de esos 3 kilos 550 gramos de bebé. Hace poco más de 5 meses dije adiós para siempre a la soledad, la independencia, la irresponsabilidad y la despreocupación que habían marcado mi vida […]

8

Las 8 horas y la teoría de las rutinas flexibles

Reconozco que a mí lo de las rutinas hiperrígidas de algunos padres no me va mucho… ni como madre, ni como hija. Tanto los bebés como los papás deben tener un horario, sí, pero no creo que establecer que a las 12 en punto se da el paseo, a las 3 en punto se duerme […]

6

Aristóteles y el colecho

Cuando yo era pequeña, a veces tenía miedo en mi cama y me iba a dormir con mis padres. Al principio de la noche, en el medio o incluso al final: cuando, por la mañana tempranito, empezaban los dibujos… en cualquier momento, podía hacer aparición por la puerta de aquella habitación abuhardillada, instalarme entre papá […]

2