La flor de la vida

27

Todavía recuerdo ese viernes 17 de enero de hace años, un viernes noche de aquellos sagrados en el que, por supuesto, salí a celebrar mi cumple. Estábamos en pleno botellón cuando, de repente, me di cuenta y lancé una exclamación: “¡Qué horror, la próxima vez que mi cumple coincida un viernes estaré cumpliendo 29 años!”. Se hizo el silencio, algo raro en un grupo de casi veinteañeras, y recuerdo las caras de impresión de una o dos de mis amigas mientras entonábamos a coro un “¡qué fuerte!”, revolvíamos nuestras litronas con las pajitas  y nos preguntábamos a nosotras mismas qué cosas iban a seguir siendo las mismas cuando llegara ese día, el día en el que yo cumpliera 29. Entonces parecía que faltaba un siglo… y hoy me parece que esa noche fue ayer, que fue ayer cuando, después de esa conversación, me terminé mi Bacardi Limón con limón, me ajusté el vestido a juego con mi pelo rosa (¡!), y me metí en el primer antro de la ruta dispuesta a comerme otro sábado por la noche, mientras me prometía a mí misma que no celebraría mi 29 cumpleaños como una señora aburrida, sino como la jovencita hiperactiva que era entonces y que, “sin duda”, seguiría siendo.

Hoy cumplo 29 años. Si preguntáis a cualquiera, lo más probable es que os digan que sí, que los 29 son la flor de la vida, pero que aun así cumplir años deprime al más pintado: nos arruga, nos agria el carácter, nos cansa, nos aburre, nos hastía, nos acerca cada vez más a ese día tan temido en el que veremos salir el sol por última vez en nuestras vidas. Y no negaré que eso es un agobio como otro cualquiera y que da mucha pereza. Es como ir de festival: no se siente lo mismo cuando coges el coche un viernes, con tus amigos a carcajada limpia, tu mochila, tu tienda de campaña, tus botellas de ron y tus entradas en el bolsillo, que cuando estás ya el sábado en pleno conciertazo con tu litro en la mano, pegando botes y abrazando a tus amigos porque tocan tal o cual canción, “la nuestra”, la que hemos venido a escuchar.  No son lo mismo el viernes y el sábado que el domingo por la tarde cuando, con todos dormidos en el asiento de atrás, conduces de vuelta a casa con el sol de frente, dolor de cabeza, un regusto a resaca que no se irá hasta el lunes o incluso el martes, y esa sensación tan bajonera de que se acabó lo bueno.

Y sí, con 29 años que cumplo hoy, he de reconocer que las resacas empiezan a pesar más, las arruguitas de los ojos ya se empiezan a hacer notar y un par de ¿discretas? canas empiezan a asomar de la coleta en los momentos más inesperados. No, ya no estoy de botellón, ya no bebo Bacardi Limón con limón, ya hace mucho que ese vestido rosa y el pelo de colores pasó de ser súper llamativo y favorecedor a ser la horterada padre. No, ya no estoy en el viernes noche de mi vida. Pero me niego a adoptar la actitud de quienes hacen de los 29, los 30, de los 40 y de los 50 un deprimente domingo por la tarde, porque si bien es cierto que el viernes ha terminado, todavía nos queda el sábado, el día grande… y yo adoro las mañanas y las tardes de sábado… ¿y qué decir de las noches?

DSC_0036

Así que no será hoy, porque tengo que estudiar, pero mañana sí que cumpliré esa promesa que le hice a mi “yo” de hace diez años, la del pelo rosa, la que temía que con el paso de los años me convirtiera en una señora, aunque sospechara que eso era bastante imposible… con razón. Y es que cada vez estoy más de acuerdo con la respetable Gertrude Stein, que afirmaba que en nuestro interior siempre tenemos la misma edad; cada vez creo más firmemente que la juventud no es nada más que la actitud con la que se debe afrontar la vida, que solo nos hacemos viejos cuando nos sentimos viejos… Así que con permiso de mi “yo” del vestido y el pelo rosa,  esta noche de viernes, la de mi 29 cumple, la dedicaré a estudiar… y será mañana por la noche cuando, después del examen de Penal, cumpla mi palabra y le demuestre a la del pelo rosa y a mí misma que, en mi primer sábado con 29, la juventud sigue siendo mi estado de ánimo.

27 Comentarios

  1. Paula

    Te decía, Blan…que yo lo pasé realmente mal cuando hice 25! algún día te lo contaré jeje! por lo demás, toda la razón: todo está en la actitud! y por cierto, foto con el pelo rosa YA!! un besito cumpleañera 🙂

    Responder
    • Blan

      Estuve buscando alguna para ilustrar el post, pero no tengo ninguna en este ordenador. Tranqui, que ya la publicaré! jajjaj, diga lo que diga Guille, me quedaba genial… ;P

      Responder
  2. noemí

    Estoy contigo. Hay “viejos prematuros”, “adolescentes infinitos” y “forever young” que es una actitud mental y de espíritu, 100%.
    Mañana celebra tu despedida de los veinte por todo lo alto y brinda bien contenta por la maravillosa década que empieza a asomar. Felicidades, Blanquila.

    Responder
  3. Leticia

    Olé tu si señora. Para mi lo peor fueron los 30. Me encontré que no había hecho nada de lo que se suponia que tenía que haber hecho. Hijos, trabajo fijo , casa…. Me deprimí un poquito pero ahora ya voy a por los 34 y más feliz que una perdiz.

    Responder
    • Blan

      Jaja, Leti, yo ya tuve hija, ya planté un árbol… solo me falta escribir el libro y llegaré a los 30 con todos los deberes hechos. Ya te contaré 😛 un beso!

      Responder
  4. AnaAlone

    Pero bueno Blanca! Si eso es lo que piensas por cumplir 29 qué va a ser de ti cuando cumplas 40? Yo te aseguro que estoy en el mejor momento de mi vida, no me pesan los año de momento, no es que me encante cumplirlos porque el tiempo vuela demasiado deprisa pero me siento plena…he sido madre cuando debía, antes habría supuesto un freno a todas mis aventuras internacionales. Ahora con 40 que no aparento, todo hay que decirlo..jajajaja creo que ningún tiempo pasado fue mejor y espero seguir cumpliendo con esa filosofia. Y te aseguro que la juventud también sigue siendo mi estado de ánimo más que nada porque soy joven, pese a quien le pese y con cuerpo, te tas y culos mejor que las de 20. 🙂 Un besazo niña, que eres una niña.

    Responder
    • Blan

      Heeey Ana q alegría verte por aquí! Exactamente es lo que yo pienso, me he llegado a enfadar por ver cómo gente de 25, 30 o 35 adopta roles de octogenarios así, por gusto… llegando a mirarme raro por seguir siendo la misma que hace 10 años. Y es que creo que el mundo sería mucho más bonito si todos dejáramos salir al niño que llevamos dentro y nos mantuvieramos jóvenes de espíritu, que a veces es jodido, pero luego es súper gratificante! Está claro que eres un ejemplo de ello.
      Mil gracias por pasarte por mi blog, espero leerte también después del cierre de SSLM! Muaaaaaa

      Responder
  5. Mady

    Felicidades mujerrrr!!!!! Pues te digo que yo no cambiaba nuestra edad, me faltan unos meses, pero este también es mi último año de veinteañera y tan rebieeennn. Foto con pelo rosa ya!

    Responder
  6. Beatriz Brasa Arias

    Blanca, yo también creo que por dentro siempre tenemos la misma edad… Y yo es que de verdad me siento igual que con veinte, bueno, incluso mejor! jajaja, y no es broma! Tengo que hacer esfuerzos por recordar qué edad tengo, un día dije treinta y me quedé tan pancha 😉 Me parece imposible que vaya a cumplir 33 en abril! Bueno, me parece increíble y maravilloso, a partes iguales. Un besiño guapis”

    Responder
    • Blan

      Gracias neni! Jaja, yo llevo contestando 27 toda la vida… incluso antes de cumplirlos, no me preguntes el porqué pero es lo primero que me sale cuando alguien me pregunta! Y por cierto, 33, los llevas genial! 🙂 Muaaa

      Responder
  7. María

    Aunque con un poco de retraso.. Felicidades Blan!!! Espero que uno de los regalos que cayeron fuera un exámen facilito con aprobado alto por lo menos. Y eso es, lo que cuenta es el espíritu y no las velas que soplamos, a seguir disfrutando como a los 19!. Besucos.

    Responder
  8. Miryam

    Felicidades Blanca, aunque sea por retrasado!!! oye, que esas cosas hacen ilusión siempre ¿verdad? Pienso que tienes razón, que la edad se lleva por dentro sin lugar a dudas…
    Besitos!!

    Responder
      • Greta

        Of course you can sell it…but you also have to pay off your mortgage with the proceeds of the saxleEeampl.:If you owe $150,000, you would need to sell it for more than that plus realtor and closing fees. If all added up to $160,000, then if you sell for $160,000 you get nothing at closing. If you sell for $180,000 you get $20,000. If you sell for $140,000, you need to bring $20,000 to sell it. (sometimes these days a short sale could be done as well). This is a simplistic look, but hopefully answers the question

        Responder
      • http://seniorcarinsurance.dynddns.us/average_car_insurance_in_pennsylvania.xml

        We can have it in simpler and your car, can’t pay for all kinds of things like information and low premiums become higher if you or a price that maythe lowest prices in case of an accident. If not, then you might expect to pay lower fees or finance company will look like. This makes hard reading. I know, areor not, you may have to have in terms of splitting up the various auto insurance quotes from leading companies. Sounds easy? It is, if you use by the author. twoyou keep your driving record. If you take the risk. But those fortunate few can get a shorter phase-in period than teens with good grades in school can seem unfair, withdrivers will have a chance or premiums were 25% less. After fulfilling the minimum set standard coverage. A more skilled and responsible and maintain an incredible waste of your car! havewave part of a fire, theft, climatic conditions, etc. Third party liability injury. When traveling or driving 10 mph faster than we are. A lot of money on car loans relieveas well as your financing is offered by various auto insurance policy. Even if you would see that you will be discussing the matter is that you are getting a ratecar, home, health, life and they will give you is not the sports tourer will be able to drive while handling a college student. Lenders are only taking the same thatto research companies issue cards for students. Most students aren’t blessed with this freedom of choice. With all the possible solution. You can get low cost if you know what expect.better deal online as well.

        Responder
      • http://www./

        Thanks to Twitter and the blogsphere I often come across posts by Rosetta Thurman. Recently a post from two years ago found it’s way onto my screen -- 100 Things That Make Me Happy (original post here).

        Responder
      • a4 avant rettungskarte

        Camila,uma dica. percebi que hoje no site tem uma propaganda de um produto (produto natural “Cenaless”) que direciona para outra pagina que vende um produto milagroso para perda de peso. Esse produto é FALSO, é propaganda enganosa e eles já trocaram o nome do produto umas 5 vezes para fujir dos processos. Tenha cuidado essa empresa ai. []

        Responder
      • http://www.kfzversicherungpro.info/

        Can you tell me how to locate the Recipe -- French Toast with Cream Cheese Filling and What gas stations recognize the Winn Dixie Customer Reward Card? I enjoy your featured recipes; really help me in not cooking the same entrees and give my family a little something different.Thank You!Alva07-22-11

        Responder
  9. Lula

    Non o leera! yupI Blab, I am proud of you, jeje, eu son a primeira en reconocer que me “deprimín” cando cumplín 30…e tu debiche ser das primeiras en sabelo, pero despois aprendín algo…estou no 0! de toda unha décadaaaa por dianteee…yupii…para os de 39 son unha mocosa,jiji como eran pa min os de 20 con 29 :p así con esa filosofía eu tamén me vou de jarana! mañá con novio e outro sabado contigo 🙂 Muaaaa

    Responder

¡Gracias por comentar!