Las flores que me dais

0

cosasquesi1-550x252SSLM. El último post que escribí fue un bajón, lo reconozco… fue el de las 15 cosas que no. Tenía un día de esos de “soy una mierda y no valgo pa ná”, y con esa idea me quedé un poco anquilosada esta última semana. Llevo unos días de retiro bloguero espiritual, exceptuando el post que le escribí a mi chico, que estuvo de cumple, en Pequenenas, mi blog “de cabecera” (que podéis leer haciendo click aquí). Tiene bastante que ver el hecho de que esto días se me termina el curro temporal al que estuve dedicada últimamente y empiezo a ver el nubarrón negro del paro acechándome a la vuelta de este finde.

Porque para mí, como para algún millón más de personas, estar en paro es una mierda. Sobre todo cuando llevas toda tu vida preparándote para trabajar en un sector que además te apasiona, y en el que sabes que encajas… pero eres la única que lo sabe, y a nadie más parece importarle. Tengo mi título de periodista enrollado en alguna esquina, otros de masters que terminé también, y estoy en vías estoy de sacarme el enésimo título de experta para convertirme algún día en Community o Social Media Manager (un saludo a Paula desde aquí, jeje).

¡Pero bueno! El caso es que varios de vuestros posts me han hecho pensar. Los que más, este (link) y este (otro link) de Verónica, seguro que los habéis leído: en ellos Vero nos dice que a veces se pregunta dónde coj***** está su flor, la que muchas otras personas parecen llevar en el culo. Que la suya no aparece, de momento, pero que no se rinde. Eso me ha hecho pensar que joder, algo hay que hacer y como dice Vero, no podemos rendirnos así como así, nunca… por nosotras, sí, pero casi más por nuestros hijos y nuestras familias. No quieren tener una mami frustrada, venida a menos, enfadada, decepcionada todos lo días a todas horas y a la larga, toda la vida. No se merecen eso.

Y también los posts de Virginia me han hecho pensar. Virginia me ha dado envidia (¡sanota, siempre!). Y no porque se haya llevado la Beca Mami, que oiga, ascos no le hago, pero la razón es otra: que la veo increíblemente ilusionada con su nuevo proyecto, el de prepararse para ser doula. Y es que su maternidad le ha llevado a esa idea, ha hecho que se reconvirtiera en algo nuevo… vamos, que ha dado un bofetón a todos los que creen que ser madre corta las alas. Ser madre no le ha cortado las alas, sino que le ha dado la idea, las alas que necesitaba para levantar el vuelo. Yo creo que está dando una gran lección a mucha gente.

Y a una parte de mí también…

Así que he decidido que, partiendo de que las mamás y los papás de familia tenemos algo que nos ata y nos atará de por vida, voy a coger impulso y reconvertir mi futuro ideal en otra cosa, más posible, más alcanzable no solo para mí, sino para mi familia. Mi ideal de trabajo no es pasarme mil horas, o mejor mil y una, trabajando de lo mío a las órdenes de un jefe que está mirando qué trampa puede hacerle a la ley para pagarme todavía menos que el sueldo mínimo interprofesional; mi trabajo ideal no es estar promocionando un producto que prácticamente no conozco, ejecutando a pie de mostrador acciones de planes de marketing diseñados seguramente con el pito con la mejor intención del mundo, pero claramente erróneos; mi trabajo ideal no es pasarme la vida fuera de casa cobrando una millonada pero viendo cómo mi hija echa los brazos a su abuela y no a mí cuando le pasa algo. Yo busco otra cosa.

Así que estos días me he dicho: “coño, Blan, ya vale de pensar las cosas que no; vamos a pensar las cosas que sí“. Estoy pensando en lo que quiero, y en la forma de ir a por ello. Y las ideas que me dais aquí, en SSLM, siguiendo con el símil de Vero, son mis flores. Os leo, leo otras cosas, miro a mi alrededor y voy cogiendo ideas, flores, inspiración al fin y al cabo, para hacer algo nuevo partiendo de lo que soy: mamá, y de lo que me gusta hacer: escribir. Sé que suena un poco abstracto de momento, entiendo que penséis que he desayunado un par de setas, pero noooo. Nunca he estado tan despejada :)

Seguiría hablando de mis planes de futuro todo el día, pero se termina la mañana y tengo que poner el turbomami (ya sabéis: lavadoras, compra, comida, baños, un par de ejercicios del posgrado y otro par de suelo pélvico). Me alegro mucho de poder compartir mis movidas con vosotras. ¡Gracias! Disfrutad del bochornazo y, como dice el video (link), usad crema solar ;)

¡Gracias por comentar!