Bloguera de San Juan

0

SSLM. Ayer fue la noche de San Juan (San Xoán en galego), una de las más bonitas del año para mí, mi familia, toda Galicia y parte del extranjero. La tradición ya os la sabéis: poner hierba de San Juan en las puertas, quemar a las meigas en hogueras que hay que saltar, y por la noche, dejar unos pétalos de rosa en agua de lluvia (y si no, del grifo… aunque falta de agua de lluvia aquí no tenemos precisamente) a la luz de la luna para lavarse la cara al día siguiente. En teoría, de esta forma tendrás energía, y te evitarás lidiar con arrugas, males y meigas al menos hasta el San Juan del año que viene…

Yo, de momento, me contento con no tener que lidiar con otro examen de Derecho Civil hasta dentro de muchos años, cuando me anime a retomarlo, porque el del sábado me salió de pena. Ya lo dicen los sabios: quien mucho abarca, poco aprieta… o la caga en todo, que viene a ser lo mismo.

Os dejo un recopilatorio de fotos de la noite meiga de ayer. Espero que os gusten. ¡Biquiños!

ParrillaSanXoanSolidario-300x127

Esto es una muestra de lo que solemos meternos entre pecho y espalda en la noche de San Juan. Criollos, chorizos, sardinas, churrasco y todo cuanto pueda asarse en una parrilla. Esta foto es de la Sardiñada Solidaria que organizó ayer, como todos los años, el equipo de Intermón Oxfam de A Coruña.

luz-de-luna-e1372076753652-224x300

Y aquí está mi agüita de rosas a la luz de la superluna que hubo esta noche. No sé si habré evitado así que me salgan arrugas y no sé cuántos males más, pero bueno, por intentarlo que no quede… ¡y huele tan bien!

Aquí podéis ver la razón por la que yo no suelo saltar la hoguera la noche de San Juan: en casa de mis padres es gigaaaaante todos los años. En ella quemamos meigas, pero también ramas, muebles defenestrados, maleza, y todo cuanto deshecho quemable encontramos a lo largo del año por los alrededores.

Aquí podéis ver la razón por la que yo no suelo saltar la hoguera la noche de San Juan: en casa de mis padres es gigaaaaante todos los años. En ella quemamos meigas, pero también ramas, muebles defenestrados, maleza, y todo cuanto deshecho quemable encontramos a lo largo del año por los alrededores.

¡Gracias por comentar!