El feedback del espejo

0

SSLM. Ayer por la tarde, tras un día casi entero dedicado a un ejercicio de Derecho Civil, a unos espaguetis a la boloñesa y a tratar de que mi hija durmiera una siesta decente para languidecer mientras tanto 10 minutos en el sofá, hice clic sin querer en el icono del Photo Booth, la aplicacioncilla que tiene a bien abrir la cámara web de mi Mac. Cuando esta me enfocó sin piedad y mi cara apareció en la pantalla del ordenador, el susto que me di a mí misma fue indescriptible. Tengo ojeras, estoy amarilla, mi pelo aplastado es del color de los ratones y juraría que mis gafapastas son más feas ahora que cuando las compré.

feedbackespejo-550x252Reconozco que es una estupidez, que sé que lo importante es sentirse a gusto con una misma, pero desde hace meses agradezco mucho más el (poco) feedback que recibo de los demás cuando me intento poner un poco mona. Y es que mucha gente no entiende el logro que supone para una recién parida (recién = hace 11 meses) estar, mejor dicho, sentirse guapa. Es increíble lo difícil que se vuelve sentirse guapa cuando pasas por el primer parto y el primer posparto: esa época en la que, en ocasiones, la autoestima no existe o si existe, llega hasta a volverse contra ti cuando ves que el culo y las ojeras crecen mientras se caen el pelo y las tetas y la piel erupciona y amarillea por zonas. Y si encima estás en paro y no sales mucho, poco a poco, el look  moñochandal acaba siento el habitual y te sientes rara, y hasta ridícula, cuando te pones un vestido y te sueltas el pelo.

Dedicar todo el tiempo libre del que dispongo a estar guapa me parecería triste, pero más triste me parece asustarme cuando veo mi propia cara en la pantalla del Mac… así que hoy me compraré un tinte, me daré un par de sesiones de solarium, iré al gimnasio y me gastaré mis ahorros en maquillaje del caro, a ver si empiezo a gustarme un poco a mí, que soy la importante. Al fin y al cabo, y por mucho que me gustaría tener feedback de mi pareja, amigos y familiares, al único que creo cuando me dice lo guapa que estoy es al espejo.

Porque, reconozcámoslo, las webcams son de todo menos favorecedoras…

¡Gracias por comentar!